martes, 23 de junio de 2015

La Libertad

La Libertad

Introducción
¿Qué es aquello que llamamos libertad?
¿Somos realmente libres? o ¿estamos inmersos en una alucinación producto del bienestar cotidiano? y si es así ¿qué tan libres somos? Seria lógico preguntar también ¿qué hacemos con nuestra libertad? Las anteriores son preguntas que constantemente nos hacemos, desde que tenemos conciencia, y a pesar de que se han resuelto de alguna forma todavía esta presente las espinas de la intriga en nuestra conciencia.
Este presente ensayo tiene como finalidad principal manifestar nuestro  punto de vista sobre aquella nebulosa aun por dilucidar llamada libertad, esto se efectuara de una forma ordenada clara y sencilla para esto se utilizaran un lenguaje coloquial sin dejar de lado la formalidad y el respeto al lector tomando en cuenta también la utilización de ejemplos que harán más audible el ensayo.
La Libertad
La Real Academia de la Lengua Española define la libertad de la siguiente manera:
“La libertad es la facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera u otra, y de no obrar, por lo que es responsable se sus actos.” Obrar de una manera u otra y de no obrar dice la definición por ejemplo si uno toma algo ajeno será libre? Aquí es donde los conceptos de ley y normas de convivencia entran a tallar, es mas , es la presencia de estas que ocasionan mas de una reflexión pues de alguna manera delimitan nuestro mundo, mas adelante nos daremos cuenta cómo estas son necesarias para ejercer una buena libertad.
La libertad tiene una herramienta aún más eficaz que el concepto. El lenguaje resulta vital cuando la libertad es insuficiente. Lamentablemente, la historia no la escriben hombres libres. Su pensamiento se encuentra sometido por prejuicios y tendencias que limitan su explicación cuando se trata de relatar hechos realizados por individuos con un gran poder político, económico o militar, lo cual les hace justificable sus actos.
Además de esto, existe un aspecto a tomar en cuenta; ¿existe libertad si elegimos a nuestro presidente? O estará esto sujeto a nuestra subjetividad es decir a nuestro libre albedrio
¿Qué es el libre albedrío?
El libre albedrio es diferente a la libertad, Todo ser vivo puede tener libertad, pero no todos  poseen  libre albedrío. La libertad implica solamente la ausencia de limitaciones para ejercer una acción o para desarrollar una inacción. El libre albedrío solo se ejerce si existe la conciencia, auto-conciencia, el conocimiento, prejuicios, criterios, y en general toda esa complejidad humana que implica la toma de decisiones, que conduce la forma en como empleamos nuestra libertad. En síntesis, el libre albedrio es ejercer la libertad haciendo uso de facultades psíquicas para la toma de decisiones.
Al respecto Schopenhauer dice: “Todos creen a priori que son perfectamente libres, aún en sus acciones individuales, y piensan que a cada instante pueden comenzar otro capítulo de su vida… Pero a posteriori, por la experiencia, se dan cuenta —para su asombro— que no son libres, sino sujetos a la necesidad, su conducta no cambia a pesar de todas las resoluciones y reflexiones que puedan llegar a tener. Desde el principio de sus vidas al final de ellas, deben soportar el mismo carácter”. Es normal creer que se es libre pues como dije al inicio esta viviendo en mundo cuyas comodidades nos alejan de la luz, de encontrar la verdad, por lo que constantemente pasamos por alto el hecho de que dependemos de algo o de alguien considerando como parte del alguien a nosotros mismos, nuestras necesidades nuestras conductas y deseos, como bien recalca este filosofo; en Francia, en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la libertad se consagra como Derecho Fundamental en el artículo 2° y se define en el 4° en estos términos: "La facultad de hacer todo aquello que no perjudique a otro".
Como conducta personal, la libertad se entiende en el sentido más amplio y a la vez ingenuo. En tiempos de Anarquismo, como aquella potestad de hacer lo que se quiere, imposible por carecer de omnipotencia y por el respeto que infunden los demás en su individualidad y en su conjunto. Con sentido más moral, la libertad se circunscribe a hacer cuanto no daña a otro, con la imprecisión consiguiente al daño y a la autoridad para apreciarlo. En aspecto más jurídico, la libertad consiste en el derecho de hacer cuanto las leyes permiten y todo lo que no prohíben.
La ley que nos quita una parte de nuestra libertad nos va ha beneficiar luego porque nos confiere los derechos de seguridad personal de protección de nuestro honor y de prosperidad de este modo lo que nos quito se recupera con creces por decirlo en términos económicos .La libertad, pues, de los ciudadanos, será mayor o menor según la mayor o menor gravedad de los obstáculos que la ley oponga a sus acciones o actos; y tales pueden ser las leyes de un estado que absorban casi enteramente la libertad de los individuos que lo componen.
La libertad, por la que se luchaba empeñosamente en Perú en el curso del siglo XIX, se ha convertido en el siglo XX en divisa de carácter internacional. Con el lema de la "Viva la libertad ", “Viva la independencia” fue parte de una oleada de ideologías y movimientos basados en la búsqueda de la libertad de acción. El ansia de libertad, inextinguible en los individuos y en los pueblos por larga que la opresión se muestre e insaciable por mayor tolerancia que se logre o consienta, se manifiesta en la vida de los países coloniales como sentimiento de emancipación e independencia.

¿SOMOS LIBRES?
 como  dijo  Aristóteles: “El  hombre  es  un  ser  social  por  naturaleza”, y   vivir  en  sociedad  implica   respetar normas, imposiciones ,reglas  morales y  jurídicas;  quizá  todo  ello  hace  posible  la  convivencia ;  sin  embargo , muchas  de   estas   restricciones  atentan  contra  nuestra  libertad .Al  vivir   en  sociedad   vivimos  compartimos una cultura  que muchas  veces   nos  impone   el modo  de  vida  que  debemos  llevar,  vivimos  participando  de   una  religión  que  se  nos   fue impuesta .Así  que  me  parece muy  forzado  que  una  persona  diga  que  es  completamente  libre  o  que  vivimos en  una  sociedad  liberal  ya  que  siempre  estaremos   coaccionados  por  algo.
No podemos ser absolutamente libres y debemos ceder algo de nuestra libertad para preservar el resto de ella. Pero cederla toda es destruirnos a nosotros mismos. ¿Cuál debe ser, pues, este mínimo? El que un hombre no puede ceder sin ofender a la esencia de su naturaleza humana. ¿Y cuál es esta esencia? ¿Cuáles son las normas que ella implica? Esto ha sido, y quizá será siempre, tema de discusiones interminables. Pero, sea cual sea el principio con arreglo al cual haya que determinar la extensión de la no interferencia en nuestra actividad, sea éste el principio de la ley natural o de los derechos naturales, el principio de sutilidad o los pronunciamientos de un imperativo categórico, la santidad del contrato social, o cualquier otro concepto con el que los hombres han intentado poner en claro y justificar sus convicciones, libertad en este sentido significa estar libre de: que no interfieran en mi actividad más allá de un límite, que es cambiable, pero siempre reconocible.
No  se  puede  a  ciencia  cierta  cuál   es  el  ámbito  de  la  extensión  de  la  libertad,  es  por  ello  que  las  acciones  libres  deben  estar  limitados  por  el  estado  y  para  encajar  en  una  sociedad; sin  embargo  creo  que  debemos  tener  un  mínimo  de  mínimo de libertad personal que no puede  ser violado bajo ningún concepto, pues si tal ámbito se traspasaba, el individuo mismo se encontraría en una situación demasiado restringida, incluso para ese mínimo desarrollo de sus facultades naturales, que es lo único que hace posible perseguir, e incluso concebir, los diversos fines que los hombres consideran buenos, justos o sagrados.

El individuo es producto de la sociedad, contrariamente las urbanas que los fabrica .Si nos fijamos en la historia, o en otras tribus por ejemplo observamos lo siguiente: miremos a las tribus amazónicas, estas son menos individualistas que la sociedad industrializada . la libertad ahí  de uno comienza en donde comienza la de otro tal vez sea una de las razones por las cuales la mayor parte de las personas crean que libertad es hacer todo lo que uno quiera el individualismo que es producto del transcurso histórico de esta civilización  
o si nos ponemos a pensar a fondo, realmente no somos libres, somos el producto de la sociedad en la que vivimos y el producto de nuestro entorno, nos dan dos o tres opciones y nos venden que el poder elegir entre esas opciones es nuestra libertad... para controlarnos nos crean necesidades ficticias e institucionalizan las necesidades humanas básicas, todo esta controlado en términos económicos (lo que viene a ser el capitalismo), la televisión es el medio desde el que nos hacen llegar los mensajes que van directos a nuestro subconsciente, mientras no nos damos cuenta. Todo esta regulado por el derecho, desde las relaciones personales, hasta los sistemas más complejos, existen mecanismos de control y represión para los que consciente o inconscientemente se exceden en sus libertades.

Desde la educación formal nos graban las normas básicas, para que nos auto-regulemos a nosotros mismos y a los demás, solo nos queda la salida de utilizar las drogas como válvula de escape para no pensar en nuestra existencia y no hacernos preguntas existenciales. Nos hablan de la felicidad, y nos hacen creer que parte de escoger lo que los demás esperan que escojamos, desde esa falsa libertad en la que partimos de dos o tres premisas dadas con anterioridad.

Al final acabamos creyendo que nuestra libertad es poder elegir que coche nos queremos comprar, cuantos metros cuadrados tendrá nuestra casa, cuantos hijos tendremos y donde trabajaremos, pero ni siquiera somos libres para eso ya que depende de nuestro poder adquisitivo...

Visto los visto, parece que mientras esta sociedad siga así, nunca llegaremos a ser libres y yo creo que allí esta la solución... tenemos que cambiar al sociedad...
Para Sartre el hombre es un ser condenado a ser libre ya que es un ser que no ha sido creado por si mismo. Ha sido arrojado al mundo  y se le ha dado  la responsabilidad de sus actos lo cual le genera angustia

Según Nietzsche Quien alguna ves no a deseado obtener la libertad, una libertad propia. una libertad absoluta, sin ataduras a algo. pero el hecho de querer o necesitar esa libertad, hace que el individuo piense como otros porque según él todos tienen un propósito y por lo tanto lo que alguien piense para poder obtener la libertad es lo que debo pensar yo porque es así como se llega a la libertad absoluta. Cuando ese pensamiento es totalmente erróneo ya que según Nietzsche cuando un individuo se transforma en un simple reflejo de la opinión imperante, desmerece el rol de la sociedad en el ejercicio de la libertad. Con esto nos quiere decir que el individuo que rigen sus acciones de acuerdo a lo que dictan terceras personas no merece ser libre ya que el mismo no ejerce la libertad para tomar decisiones. Una de las formas de empezar a ser libre es el "cortar las ataduras del pasado personal". Solo así se puede emprender el camino hacia la libertad.

Existe una libertad que se le puede denominar como libertad negada.

La libertad ha quedado negada o eliminada por decisiones filosóficas previas.

Para los idealistas como Hegel, toda realidad es absolutamente cognoscible. La realidad es la autocreación de Dios, es Dios en devenir. De esta forma el hombre individual no es más que un elemento del proceso absoluto del espíritu. Y es ahí donde al ser un elemento de un proceso es donde nos damos cuenta de que estamos atados a una libertad prohibida ya que no podemos realizar o tener nuestras propias acciones o realizar nuestras opiniones porque somos solo un elemento, parte de un proceso a la cual cada uno de nosotros nos debemos de adaptar y limitarnos solo a cumplir nuestro rol como parte de un proceso.

Existe diferentes fuentes sobre la libertad, otra de ellas es referente a Spinoza.
Al tratar el tema de la libertad, Spinoza señala: "... se dice libre la cosa que existe por la sola necesidad de su naturaleza y que se determina a obrar por sí misma".. En lo que se refiere a la libertad humana, Spinoza concluyo de modo determinante que el hombre no es libre porque "no se puede considerar un imperio dentro de otro imperio". Considerando que la libertad es exclusiva de Dios. Sólo Dios es libre. Por lo tanto se puede deducirse que, mientras Dios exista, el hombre nunca podría ser libre. Es decir, en el plano de la libertad la afirmación divina es la negación humana. Dos siglos más tarde, Nietzsche, afirmó que la libertad humana solamente puede alcanzarse con la "destrucción de Dios". Ese pensamiento es radical pero para alguien que siga esta corriente filosófica es una buena forma de alcanzar la libertad y por lo tanto destruirá a dios, para que así no se sienta atado a los deberes morales u obligaciones que puede sentir hacia Dios.


Otra alternativa para encontrar la libertad es mediante la educación.

En el proceso de educar toman parte los profesores, los alumnos, la familia, la institución educativa, la sociedad, etc. y si nos ponemos a analizar son estos factores que influyen en nosotros. Cada una de estas esferas debe posibilitar un clima de respeto y tolerancia, de autonomía e independencia para la educación en libertad.

El educador debe tener respeto a su ideología, a su persona, a su concepción política, a sus iniciativas y al ejercicio profesional.

El educando debe cumplir dos condiciones: respeto al docente y autonomía propia. Debe ser tolerante con las opiniones del profesor, siempre que éste no quebrante conscientemente los derechos del alumno.

La institución escolar debe estar libre de opresiones y manipulaciones, tanto de la política educativa de la nación, como de presiones sociales, de intolerancia del equipo docente, de intransigencias del alumnado o de los padres de familia.

La sociedad en la que está inserta la institución escolar favorece o dificulta también la educación en libertad, ya que no es lo mismo un centro educativo en sociedades totalitarias que en sociedades democráticas. La sociedad proyecta en la escuela su cosmovisión y según sea más o menos respetuosa con la dignidad de la persona humana, resultará fácil o incómodo educar en libertad.

La educación es correcta, si es una educación de la libertad de o de la libertad para. Con la expresión "libertad de" se habla de la liberación de prejuicios, estereotipos, esquemas mentales de los adultos, que es preciso operar, como terapia, en la mente del educando y del educador. Un docente no liberado es incapaz de educar en libertad a sus alumnos. Sólo el profesor "libre de" puede producir un tipo de educación semejante a la que él ha recibido o se ha autoimpuesto.

Al estar "libres de" el educando y el educador están preparados para autorrealizarse como libres para juzgar a los demás entregarse sin prejuicios, dominar la naturaleza, ejercer el mando y otras funciones necesarias en la vida personal y social de los individuos.

El compromiso del maestro es doble: asistir y ayudar al alumno a que corra su riesgo y arriesgarse él mismo ante sí y ante el alumno. Este compromiso ha de ser liberador y no manipulador; el docente tiene la función de buscar la independencia de juicio y acción, porque cuanto menos necesite el alumno su apoyo, a medida que progresa cronológica y escolarmente, tanto mayor ha sido el provecho obtenido en el proceso educativo.

Si el educador no respeta la libertad del educando y si no se compromete en correr el mismo riesgo suyo, al elegir, suele responder con rebeldía y contestación, sobre todo en la pubertad y en la adolescencia.

Es bastante visto, en los últimos años, la agresividad con que responde el alumno universitario ante la falta de compromiso del equipo docente o de alguno de los profesores.

De aquí que educar en libertad sea educar en responsabilidad y en compromiso; es arrancar de la tierra el ingente número de los amorfos e indecisos, de los arribistas y de los aprovechados, cuando otros se han quemado por el progreso.
La libertad origina ya en la primera infancia (0-3 años) es un período significativo en la educación para la libertad, gracias a la autoafirmación de sí mismo mediante el pararse, el caminar y la primera ligera oposición al final del primer año. Según Spitz, psicoanalista, el primer "no" gesticulante del niño es el origen de la iniciativa y de la personalidad. El niño no acepta imposiciones y se rebela con el llanto y las pataletas.

También esta la segunda infancia (4 a 6 años) se caracteriza por la obstinación e independencia, al comenzar el cuarto año de vida, dando lugar a una fuerte crisis de independencia y de negativismo, como única manera de afirmarse como sujeto y persona. Los mayores han de aceptarle y él ha de ir comprobando las limitaciones e inseguridades que le rodean y de las que es portador.

Es difícil aceptar la libertad pues tenemos muchos y grandes condicionamientos, obstáculos, impedimentos. Además, como la libertad no es objetivable, no la podemos demostrar.

El hombre no sólo es sino que también se hace; es fruto de sí mismo, de su libertad, de sus opciones libres. Es hombre en búsqueda de verdad. Pero además, jerarquiza y realiza los valores según su proyecto personal de vida.

Es por ello que la sociedad y la comunidad deben dar al niño que nace, las condiciones para que encuentre lo necesario para realizarse como persona en vistas a una integral realización.

Los demás. De ahí que si ante una situación determinada debo elegir qué acción realizar, toma parte la voluntad que tiene dominio sobre el intelecto, en forma de una reflexión; pues soy responsable de la conciencia que tengo.

El hombre se transforma al elegir, porque es más él y menos los demás que le oprimen y la naturaleza que le domina. Sólo cuando elige, es él mismo, el hombre, con autonomía frente al mundo para construir y elaborar su propio mundo.


¿Podemos hacer todo lo que queramos?
Muchas personas confunden la libertad con la omnipotencia. El ser humano es libre para decidir, tenemos esa capacidad, pero no podemos hacer lo que queramos, nuestra libertad no viene acompañada de la facultad de conseguir todo lo que deseamos que se cumpla. Seria un error pensar eso pues confundimos libertad con omnipotencia. En el mundo estamos para ser como debemos, no como queremos. Que seamos libres significa que tienes la posibilidad de escoger entre varias opciones, que puedes decidir que hacer entre el abanico de actividades propias de los humanos.
Tenemos capacidad como ya hemos dicho, pero esa capacidad genera riesgo y ese riesgo por lo general nos hace sentir miedo. Por eso, o tendemos a imitar o no tomamos esas decisiones debido al miedo .Es ante esta situación por lo que pienso que cabe preguntarse ¿Somos realmente libres a la hora de elegir lo que queremos? De ser así. De elegir quizás no tanto .El problema de la libertad es que nos vemos condicionados a escoger bajo unas circunstancias que no hemos elegido .Que nos vienen impuestas por distintos factores: experiencias anteriores, limitaciones internas, la cultura en la que nacemos, etc. Una lectura de todo esto podría ser que la libertad de hoy es el resultado de lo que hemos sembrado en el pasado.
La idea de libre albedrio de ser consiente de tener esa facultad para poder elegir y asumirse responsable de los actos incluso también podría ser una mera ilusión ya que en algunos estudios que la neurociencia nos ha  el impacto sobre la vida cotidiana de este fenómeno. Que pasa con el libre albedrio. La neurociencia nos revela que al realizar un experimento con un escáner cerebral  en el que las personas  debían tomar decisiones sencillas podían decidir  si pulsaban uno de los dos botones. En ese caso  no hay nada que los haya  obligado  a elegir una opción. Y se pudo predecir una  decisión unos 7 segundos antes de que pensaran que hubieran decidido que botón elegirían. ¿Qué es una decisión? la decisión se puede dividir en dos hay dos aspectos por un lado el proceso cerebral  algo que ocurre en el cerebro que te lleva a elegir una cosa u otra. Y por el otro conscientemente sabes que quieres hacer ahora tomo una decisión. Antes de eso se produce un procesamiento inconsciente que prepara tu decisión  que te conduce hasta ella e influye  en la manera en la que tu mente consiente elige .unos segundos antes el cerebro a elegido que botones elegir. Esto hace inverosímil el libre albedrio. No se puede descartar el libre albedrio. porque es inverosímil  tenemos la impresión de toma de decisiones sencillas de que podemos cambiar el futuro del mundo de que podemos empezar algo ahora que cambiara la manera en la que el mundo y esto queda descartado si el cerebro predice que ocurrirá en el futuro incluso antes de que la persona haya tomado una decisión lo que si descartamos es una idea simple del libre albedrio  como una intuición de que todos tenemos de que podemos empezar el mundo a partir  independientemente de la historia del cerebro . De la historia del universo y cambiar la manera en la que el mundo va a continuar.

En realidad lo que sugieres es que todos lo conceptos descubrimientos acerca de la plasticidad cerebral. La capacidad de influir de cambiar tu cerebro y por lo tanto de cambiar el mundo son algo dudosos. Que no es absolutamente cierto que puedas hacer todo esto. El cerebro puede cambiarse así mismo y cuando intentamos cambiar algo de nosotros mismo por ejemplo  dejar de fumar  o hacer mas deporte. Hablamos de un cerebro que se esta reprogramando pero no es solo nuestra conciencia  que toma decisiones para cambiar las cosas. Sino un cerebro como un todo. por eso que las personas dicen que las personas  bueno hare ejercicio media hora cada mañana pero luego sin embargo mas o menos conscientemente dejan de hacerlo y no funciona porque no lo ha aceptado el cerebro  . Puedes ver como la fuerza limitada de la conciencia se hará evidente en estas situaciones en las que debemos vencer fuertes tendencias en las que queremos hacer algo distinto.  Queremos comer chocolate pero somos consientes de que tenemos sobre peso  en cualquiera de estos casos se puede ver como la conciencia no tiene fuerzas para tomar decisiones y eso es una prueba de que cuantas  decisiones son tomadas por la parte inconsciente. Entonces en realidad tenemos libre albedrio o es que en realidad nuestras decisiones ya han sido tomadas  antes de que  las elijamos conscientemente. Bueno lo que pasa es que estas decisiones que tomamos  por ejemplo al comprar. Son elegidas por que somos el producto de nuestra historia y nuestro inconsciente. La percepción del mundo depende de como lo procesamos por eso que cada uno es un ser muy diferente. Cada persona siente su entorno de una forma única e intransferible. Pasa la mayor parte del tiempo observando del tiempo mirando que cambio se producen en el cerebro. Cada pensamiento que tienes como pensar que algo que ocurrirá, una obra de arte que has visto cada uno de estos pensamientos esta codificado en un patrón especifico de actividad cerebral. . Los patrones de actividad cerebral son firmas. . .
Entonces el libre albedrio no es mas que  una mera ilusión en realidad no somos totalmente consientes de nuestras decisiones.


CONCLUSIONES

Se llego a la conclusión de que el concepto de la libertad es producto de acuerdo a cada cultura.
Así también que realmente no somos libres totalmente  sino tenemos una libertad parcial.
No somos totalmente consientes de nuestras decisiones no ejercemos nuestra libertad a plena conciencia. 

En resumen  no somos totalmente libres. 








INTEGRANTES:   Diego Calderón Acuña
                             Óscar Fuentes Montaldo
                             Roberto Valdivia Justo
                             Stefany López Obregón
                             Belén Ochoa Aroni
                             Yesica Huaroc Canchari 

16 comentarios:

  1. Concuerdo con lo que dicen sobre la afirmación de Nietzsche; que mientras el hombre siga la voluntad, la imagen de un ideal imperante, este no podrá ser un hombre plenamente libre.. pero .. ¿acaso es posible la inexistecia de un ideal no imperante en un determinado contexto social? como la democracia, el capitalismo, etc.
    hay mucho en qué pensar todavía para poder al menos intentar delimitar nuestra ya parcializada "libertad"

    ResponderEliminar
  2. ¿Y la libertad moral? He aquí la piedra de toque del concepto filosófico de la libertad. El libre arbitrio del ser humano en cuanto a hacer lo que quiera si y sólo sí, no perjudica a nadie en su accionar, generando acciones para el bien común. Esto se condiciona a su vez con otro concepto determinante: el poder, que es la capacidad de hacer algo, pero sujeto a ciertas reglas ó condiciones. De ninguna manera es el “...soy libre, luego puedo hacer lo que yo quiera…”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. La libertad se puede lograr con la educación. Mientras más sabemos podemos encontrar el "Por qué" a diversos problemas sociales y poner nuestro punto de vista. Sin embargo, algunas personas teniendo opiniones diferentes no las divulga, ¿Por qué? Simple, es el miedo a la soledad por esa libertad de opinión. Como concretaba John Locke, hay libertad para expresar ideas diferentes, pero por miedo al aislamiento se deja llevar por su grupo social.

    ResponderEliminar
  4. La libertad al igual que la felicidad no existen y uno solo se dedica a alcanzarlas lo mayor posible hasta quedar satisfechos pero, tal como indicaste, esta siempre estará limitada por las normas y libertades de los demás.

    ResponderEliminar
  5. La institución es un conjunto de ideas y valores adquiridos, para que esto suceda se debe pasar por la institucionalización. La repetición de las actitudes va a generar la tipificación; es decir, la habituación. Esta va a lograr que la persona no se cuestione nuevamente si sus actitudes son adecuadas o no. Ahora bien, si hablamos de libertad, debemos definir, previamente, la diferencia sustancial entre esta y el libertinaje. La libertad es todo aquello que podemos realizar dentro de un contexto, pues las normas nos lo permiten. Si cometemos un error, podríamos ser considerados desviados, ya que, como indiqué al inicio, las normas van a depender de en qué contexto nos encontremos. El libertinaje es toda aquella transgresión a lo que nosotros mismos denominamos "normal"; violamos la norma establecida. ¿Somos libres? La sociedad impone normas, y nosotros las acatamos. Sin embargo, esto no significa que no puedan ser modificadas más adelante. No somos libres realmente, pues nuestros padres son quienes nos han entregado el mundo, prácticamente, resuelto; es por ello que lo sentimos ajeno y sentimos que debemos comportarnos de determinada manera.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, se respeta las opiniones de todas las personas, pero a mi parecer, olvidamos un principio bíblico básico: sabemos q por !naturaleza todo hombre es pecador, y que necesita ser libertado (obviamente del pecado en el que esta) y la Biblia dice señores es: Si Jesús no es quien nos liberta, entonces no seremos libres!!! Y, si a esto le añadimos que dentro de todo ser humano, tuviere limpia su conciencia y diría siempre la verdad, entonces, también seríamos libres! .... Aún grandes filósofos e historiadores, hombres de leyes y demás, han tomado como base o referencia en algún punto de su existencia, este libro de la cual después quisieron negar o decir que la "ciencia" tiene la razón y etc...

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Bueno...todos tenemos la libertar de hacer lo que deseamos... pero hay cosas que la sociedad no te permite...pero en otro punto de vista ... como la libertad de expresión si ....este tipo de libertad debe ser respetada ... así no les parezca bien a los demás

    ResponderEliminar
  9. Interesante artículo. Bueno que tan libre podemos ser si vivimos regidos por un gobierno que crea y crea leyes que algunas favorecen más a la burocracia que al pueblo. El concepto de libertad yo lo entiendo como se define el libre albedrío, tener esa capacidad de poder tomar decisiones con suficiente autoconciencia y auntoconocimiento ético y moral, siempre y cuando no violen las normas que dan la sociedad; sin embargo, no hay que confundir esto con el anarquismo, ya que tienen un concepto parecido, la diferencia es que en el anarquismo no creen que sea necesario la presencia de órganos gubernamentales que limiten la acción del individuo, en cambio en la libertad no necesariamente tiene que cumplirse eso. En parte creo que los órganos gubernamentales están presentes para dar un equilibrio o hacer que el accionar de la sociedad se modifiquen para un bien. Ahora que vivimos en esta sociedad donde vivimos regidos por las leyes, estas se dan para que sean respetadas, ahí es donde entra el individuo y decide si quiere respetarlas o no.
    Por otro lado también creo que la educación también es un paso para la libertad como lo describen, ya que el educador tiene que plantear sus ideas sin afectar la ideología del educando, haciendo que este arme sus propias ideas y pueda pensar con libertad.

    ResponderEliminar
  10. La libertad es un concepto muy amplio al que se le han dado numerosas interpretaciones por parte de diferentes filosofías y escuelas de pensamiento. Se suele considerar que la palabra libertad designa la facultad del ser humano que le permite decidir llevar a cabo o no una determinada acción según su inteligencia o voluntad. La libertad es aquella facultad que permite a otras facultades actuar y que está regida por la justicia.

    Este estado define a quien no es esclavo, ni sujeto, ni impedido al deseo de otros de forma coercitiva. En otras palabras, lo que permite al hombre decidir si quiere hacer algo o no, lo hace libre, pero también responsable de sus actos. En caso de que no se cumpla esto último se estaría hablando de libertinaje

    ResponderEliminar
  11. Cuando los seres humanos hablamos de la libertad no siempre tenemos de ella las mismas nociones. Tras lo que consideramos como libertades de pensamiento, de expresión o de acción, pueden suponerse motivos, razonamientos y voluntades. Tal vez, incluso, la libertad no sea en esencia sino la manifestación de las necesidades humanas.

    Pero siempre hay que preguntarnos o mejor dicho, o no se si este bien empleada la pregunta o mi duda ¿Realmente existe la libertad? El tema ha sido como el centro de discusión o el mero centro de toda pregunta de los grandes filósofos de todas las grandes épocas o del tiempo como Sartre, Hegel, Kant, de San Agustín el padre de todas las iglesias entre otros grandes filósofos. De la libertad se ha dicho y se seguirá diciendo mucho.

    ResponderEliminar
  12. Schopenhauer considera que para poder extender dicha voluntad acerca del concepto general de la Libertad, ella misma tuvo que sufrir modificaciones esto para que se hiciera más abstracto así mismo llamándolo Alcanzóse, haciendo constatar que la libertad es sólo en la falta de toda fuerza necesitante. Esta libertad se puede alcanzar solo con la verdad “La filosofía es fundamentalmente, búsqueda de la verdad”, por lo tanto la filosofía es libre.

    ResponderEliminar
  13. Si uno empieza a hablar de la conciencia lo tiene que referir o aplicar junto con la Voluntad, ya que pues es el objeto principal, y exclusivo de la conciencia. En el siguiente apartado en la página 23 del Libro de la Libertad de Arthur Schopenhauer habla acerca de la voluntad ante la conciencia. “Para que un ser quiera algo siempre esta sujeto a la Volición y este ser nada más esta enfocado a dicho objeto, pero ¿Qué significa querer algo?”

    Materia de la volición se dirige a el, modificarlo de algún modo, volición completa. A esto yo creo que la podríamos definir de la siguiente manera; No puede existir sin motivo, por que entonces carecería de causa y de materia. En casos absurdos en falta de la esencia de la volición se podría producir algo diferente o hasta diametralmente opuesta. Cita a Descartes, dando su propia definición o afirmación acerca de la libertad: “Tenemos tan perfecta conciencia de la libertad de indiferencia que hay en nosotros que nada conocemos con tanta lucidez y evidencia“.

    ResponderEliminar